viernes, 25 de junio de 2010

PLANTAS LOCALES, PATENTES EXTRANJERAS


En Brasil, la venta de fármacos mueve unos US$6.600 millones por año, lo que le convierte en el segundo mayor mercado de América latina, después de México.

En contraste, la facturación de los remedios de origen vegetal apenas supera los US$500 millones anuales, a pesar de tratarse de un país con gran biodiversidad y una robusta industria farmacéutica.

Pero según los fabricantes brasileños de remedios derivados de plantas, su negocio crece a buen ritmo: en 2004 tuvieron un salto de 20% en sus ventas, que para este año podría ser mucho mayor.

"Los brasileños buscan fármacos más seguros, con menos efectos secundarios; el problema es que nuestra oferta todavía es limitada", dijo Clovis Peske, presidente de Herbarium, uno de los mayores fabricantes de remedios fitorerapéuticos de Brasil, y cuyos productos estrellas son el guaraná -un revitalizante-, y los laxantes naturales.

En Brasil existen apenas cinco hierbas bien estudiadas y patentadas para uso medicinal. El resto de las hierbas que se consumen en el país son importadas.

"Tenemos el caso de hierbas brasileñas que son investigadas y patentadas fuera del país", se quejó Peske, y confirmó que debe importar el 80% de su materia prima.

En efecto, a pesar de que biodiversidad brasileña es una de las mayores del mundo, los fabricantes de fármacos naturales deben importar las plantas para fabricarlos.

El problema, coinciden los empresarios del sector, es que existe un limitado poder de inversión para investigar las propiedades medicinales de las plantas autóctonas y financiar los estudios que exigen las autoridades para aprobar su comercialización.

Sin embargo, las dificultades para cumplir con la normativa legal y científica no han frenado la demanda de los consumidores por las medicinas con base en plantas, y la oferta aumenta.

Ello se refleja en los pedidos de autorización de nuevos productos ante la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria, Anvisa, el órgano federal encargado de controlar la salida de nuevos fármacos al mercado.

"Recibimos 30% más pedidos con relación al año anterior", confirmó Claudio Maierovitch, director presidente de la Anvisa.

Dos grupos

Para agilizar los trámites, las autoridades sanitarias clasificaron las medicinas fitoterapéuticas en dos grupos. En el primero están aquellas que contienen los mismos componentes que las plantas de origen, sin mayores modificaciones en su composición química.

Esos no requieren autorización sanitaria para ser comercializados, como sí la requieren los del segundo grupo, es decir, los de las plantas que pasan por un proceso de industrialización.

Todas las opiniones, sin embargo, confirman que los brasileños no tienen prejuicio alguno contra la fitoterapia.

"Quienes me consultan son los que están decepcionados de los tratamientos tradicionales y quieren probar otras opciones", agregó Texeira.

Según los estudios de mercado hechos por las farmacéuticas, existen en Brasil dos grandes segmentos de compradores potenciales de fitofármacos.

Primero, los ciudadanos más pobres, que al no tener dinero para medicinas apelan a sus conocimientos ancestrales sobre las plantas para curarse.

Y en el otro extremo, los brasileños mejor informados y de buen poder adquisitivo, que buscan alternativas a la farmacopea tradicional.

En suma, que el negocio de los remedios naturales parece tener espacio para crecer en el mayor país de Sudamérica.

Valentina Álvarez
Brasil

3 comentarios:

Alma dijo...

Hola Maía:
si que he leido el post de la mujer que contactó con los Erks, lo que pasa es que tú no te has enterado, tienes un comentario mio de hace unos días que lo leí y me animó mucho, porque sé que yo hace tiempo estoy intentando abrir con mi mente la puerta terrena de allí, para que pasen a traves de ella seres que nos ayuden a ascender, sobre todo ángeles solares, porque yo los amo mucho.

Yo ya sé que está abierta y tú recibirás la prueba en Navidad!!! en una piedra que ha estado junto a mi durante mucho tiempo y ella es la que me ha dicho que su puerta ya está abierta para esta nueva Tierra.

Os amo!!!! Pedid y se os dará!!!!

Maria de los Angeles dijo...

Hola Alma, claro que si, muchos estan trabajando para que asi sea, bendiciones querida amiga!!

Mercedes dijo...

No me extraña nada que los remedios naturales cada vez se impongan más, no sólo en Brasil, bien utilizados son una buena alternativa a las medicinas.
Un abrazo.