martes, 23 de febrero de 2010

TRES PASOS PARA LA SANACIÓN CON CRISTALES




Mientras estamos usando los cristales como joya o dentro de una bolsita en el centro de tu pecho, las vibraciones del cristal trabajan continuamente sobre los desequilibrios.

El Proceso de Limpieza

El primer paso es el proceso de limpieza. En la primera semana mas o menos, el cristal está haciendo tremendos ajustes dentro de tu campo energetico, adecuando la matriz de tus campos de energía a un mayor campo de energía universal que se utilizará en tu curación.

Es importante mantener el cristal contigo todo el tiempo (24 horas al día) durante al menos los primeros 21 días para que este proceso de limpieza se inicie y complete.

Este es también un período de tiempo en que los bloqueos de energía que están causando el desequilibrio se eliminen.

A veces una crisis de curación se produce en este punto, durante los primeros días de usar el cristal.

Recuerda, la solución del conflicto interno puede llevar tiempo y los cristales aceleran el proceso de cambio.

Hay que permitir que se produzcan estos procesos sin interrupción, mediante el uso de la piedra o cristal hasta que se complete en los próximos dos pasos.

Es una buena idea limpiar el cristal cada semana y recargarlo con la luz del sol durante al menos cuatro horas semanales durante todo el proceso de curación.

Armonización e integración

El segundo paso en la sanación con cristales es el proceso de armonizar e integrar los cambios en todo tu ser.

Puedes notar cambios físicos y emocionales en la primera o segunda etapa y también ver como tu cuerpo físico, mental, emocional y espiritual entran en alineación.

Algunos de estos cambios son causados por las expulsión de toxinas y energías negativas durante el proceso de limpieza que continúa a lo largo del ciclo de sanación.

En la segunda etapa, a partir de la cuarta semana de uso de la piedra o cristal, tú puedes notar que tu rostro se ve más relajado como si la armonización se realizara dentro de ti.

Tus perspectivas mentales, pensamientos, sentimientos e incluso las opiniones pueden cambiar significativamente.

Todos los aspectos de tu energía se activará y el resultado es una sensación muy positiva. Sin embargo, no estás fuera de peligro todavía!

Estabilidad

El tercer paso puede tomar de tres a cuatro meses, tal vez incluso más tiempo para algunas personas, dependiendo de la intensidad de la condición original.

Con el uso continuo de las piedras o cristales, puedes lograr la estabilidad en los cambios. No hay vuelta atrás en este punto.

Tú puedes probar la estabilidad mediante la eliminación de los cristales de vez en cuando. Si te sientes desesperado y necesitas usar los cristales de nuevo después de sólo unos pocos minutos, ni siquiera estas cerca de un estado estable en los cambios de energía.

Si tú eres capaz de estar por unos días sin tus piedras, pero luego notas que estás cayendo de nuevo en tus formas antiguas de ser, considera la posibilidad de llevar tus piedras durante otra semana o más, o sólo a la hora de acostarse.

A medida que desarrolles una más profunda sensibilidad, tú decides cuanto tiempo mas usaras los cristales.

Algunos consejos sobre la curación con cristales

Tu compromiso con el cristal es parte del proceso de curación. Deja que el cristal haga el trabajo por ti.

Es mejor no usar más de dos piedras si eres nuevo en la sanación con cristales, muchas personas se distraen demasiado con los efectos.

La cantidad de tiempo para obtener el efecto deseado dependerá de la calidad del cristal (tamaño, color, energía cargo), ubicación de la piedra, duración, y el cristal apropiado para su curación.

Algunos cristales se adaptan mejor a la sanación del problema que subyace en los síntomas, que sólo al tratamiento de los síntomas superficiales.

Selecciona el cristal con una visión honesta sobre el verdadero problema.

1 comentario:

Mercedes dijo...

Es un proceso largo, este de equilibrar los cristales con nuestro cuerpo hasta que se produzca la sanación, pero muy interesante.
Un abrazo.