jueves, 6 de agosto de 2015

LA ALEJANDRITA



Se dice de la Alejandrita que es una piedra mágica porque cambia de color según el estado de ánimo de quien la lleva y por anunciar peligro en determinados ambientes o ante determinadas personas. Lo cierto es que cambia de color y puede mostrarse amarilla, verde o rojiza; a la luz diurna es verde, mientras que con luz artificial es de color rojizo.

Junto con los 6 componentes de la familia de los berilos: aguamarina, esmeralda, bixbita, goshenita, heliodoro y morganita, es un reparador áurico y forma parte de los llamados minerales de la Nueva Era, ya que su especialidad en sanación con piedras es precisamente permitir que se vayan incorporando al campo áurico las elevadas vibraciones espirituales que se tienen que acoplar al sistema de chacras.


Su situación en terapia presencial sería sobre el chacra del corazón; sin embargo, por su capacidad luminosa y cromática, se puede situar sobre cualquier centro vital como reparador áurico. Si se aplica en conjunto con los demás berilos, se situará en el chacra del corazón. Tiene un efecto muy beneficioso si se le lleva en anillo

http://www.puraconciencia.com/