viernes, 4 de septiembre de 2015

EL PRASIOTRINO


El Prasiotrino es un cuarzo que contiene en un solo ejemplar, tres variedades de color: verde, amarillo y transparente y/o violeta.
El nombre de Prasiotrino se lo dieron, en común decisión, tres personas: un geomorfólogo, un minero tallador y un aficionado a los minerales desde su infancia. Hasta ese momento no se conocía un cuarzo de semejantes características.
En mineralogía el cuarzo verde es conocido como prasiolita, el cuarzo amarillo como citrino, y el cuarzo violeta como amatista, así que tenía que ser una síntesis de estos colores y le llamaron, prasio-trino.
Sin duda ninguna, el Prasiotrino es un cristal de sanación. Como cristal personal aporta su original y excelente combinación cromática para unificar el potencial de tres chacras: plexo solar (amarillo-dorado), plexo cardíaco (verde) y entrecejo (violeta-transparente).
Esto quiere decir que como cristal de compañía utilizado en meditaciones o auto-tratamiento, el Prasiotrino nos aportará las siguientes cualidades energéticas si permitimos que durante un período de tiempo se convierta en parte del día a día.
* Unificación del propósito que queremos realizar con las posibilidades reales para que se concrete dicho propósito.
* Valentía, poder personal, capacidad de ejecución para llevar a la práctica el proyecto personal..
* Sentimiento verdadero de estar preparado para ver y sentir las sincronicidades que posibilitaran concretar la meta propuesta con mayor facilidad.
* Sanación de posibles energías residuales de miedo, duda o temor que pudieran estar obstruyendo nuestro camino.
* Fuerza y confianza personal.
* Sentimiento real de que al ayudar al prójimo somos ayudados desde los planos internos del Ser.
* Capacidad para estar con mayor atención a las oportunidades que la vida nos brinda.
* Intuición despierta, sentimiento transparente, acción dirigida hacia lo que nos ilusiona y realiza.
* Fuerza y determinación para pasar a la acción y llevar a cabo lo que nos proponemos.
* Liberación de miedos y dudas que solo están en la mente.
* Seguridad en uno mismo.
* Independencia, valentía, creatividad y pasión unidas en un mismo propósito.